REPRODUCCION DE LAS PLANTAS II





Mutaciones

En la naturaleza, las plantas cambian por alteraciones en su material genético, llamadas mutaciones, o por el cruce o hibridación de diferentes especies o variedades, como ocurrió con el trigo. La moderna reproducción de plantas se basa principalmente en una hibri­dación planificada, combinada con una selec­ción rigurosa, en un intento de acelerar la evolución.

El punto de partida de los programas de reproducción de plantas son los experimentos para valorar las respectivas influencias de los genes y del ambiente. Las características más fáciles de establecer son las controladas por uno o pocos genes, como el tamaño enano de las habichuelas. Las características determina­das por las acciones acumulativas de muchos genes son más difíciles de estudiar y de contro­lar experimentalmente.

Las plantas individuales seleccionadas para el programa se usan como padres en planes de cruzamiento controlado. Los pla­nes dependen del tipo de mecanismo de ferti­lización o polinización usado. El trigo, el arroz, el tomate, las judias, los guisantes y muchas otras plantas importantes se autopolinizan: el polen que fertiliza el óvulo para producir la semilla procede de una flor de la misma planta. En las especies autopolinizadoras, el polen y el óvulo comparten muchos genes comunes y sus descendientes se llaman endogámicos. Las plantas endogámicas son fáciles de controlar; los individuos de un culti­vo son uniformes en tamaño y calidad.

Entre las plantas de polinización cruzada o exogámicas, en las que el polen y el óvulo pertenecen a padres diferentes, están el maíz, el trébol y el repollo. Aunque casi nunca se autopolinizan, la primera generación de des­cendientes, la de híbridos F1 tiene un vigor y una uniformidad notables en comparación con sus padres. Cada vez se hace más uso comercial de este vigor híbrido, en especial en el caso del maíz: en él, la hibridación es re­lativamente fácil de controlar, pues las flores macho y hembra están en partes distintas de la planta. En las especies de polinización cru­zada, la producción de variedades híbridas y la selección en masa son los principales méto­dos de reproducir plantas. La polinización cruzada puede usarse también para hibridar diferentes variedades cuyas dotaciones gené­ticas concuerdan bien, produciéndose así variedades “sintéticas”.

En especies autopolinizadoras, la selección en masa se sustituye por la de línea pura y por la hibridación. En la selección de línea pura, usada sobre todo para desarrollar nue­vas especies de cultivo, se seleccionan plantas con características deseables para producir descendencia y se deja que ésta se autopolinice durante varias generaciones.

La hibridación de plantas autopoliniza­doras implica la selección de los padres y su polinización cruzada. En general, cada padre elegido tiene caracteres deseables que el otro no tiene. Los hijos del cruce forman la generación F1 y las mejores plantas F1 se aparean (polinización cruzada) para engen­drar una generación F2. Las plantas de la generación F2 y de las sucesivas se autopoli­nizan, y a veces no se obtienen plantas real­mente excelentes hasta la generación F15.

En estos programas, se han de llevar regis­tros meticulosos, y las plantas se deben some­ter a pruebas con otras variedades bajo una amplia gama de condiciones. De miles de cruces, es probable que sólo una línea nueva sobreviva a la generación F15.

mutaciones

El pan nuestro de cada día se basa en la hibridación accidental de gramíneas silvestres del Próximo Oriente hace más de 10.000 aftos. El trigo carraón [1] (Trlticum monococcum) y Aegilops speltoides [2], ambos con 14 cromosomas, tenían mecanismos naturales que permitían que sus semillas se dispersaran con el viento antes de la cosecha Un híbrido fértil de ambos fue el Emmer (T. dicoccoides) [3], el cual llegó a ser cultivado, aunque sus semillas eran fácilmente llevadas por el viento. El segundo accidente genético provocó el cruce entre el Emmer y la especie Aegilops squarrosa [4], lo que produjo un trigo de pan con espigas muy pobladas (T. aestivum) [5], con 42 cromosomas. El mecanismo natural de dispersión de semillas del trigo produjo nuevos híbridos (de los cuales derivan los trigos modernos), en los que el grano ya no caía de la espiga antes de la cosecha La supervivencia de los híbridos y su extensión por el mundo fue ya obra del hombre.



  • reproduccion de las plantas por hibrido

  • uso de vigor hibrido en la generacion f1

  • la reproduccion de las plantas

  • reproducción de las plantas por mutacion

  • el mecanismo de reproduccion de las plantas

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario