Proceso Económico





Producción/ consumo y acumulación

Una forma de dividir los fenómenos eco­nómicos se establece en la producción, el con­sumo y la acumulación. Para satisfacer las ne­cesidades hay que producir bienes, ya que en estado natural no se cubren totalmente nues­tras necesidades. La producción es un elemen­to básico, compuesto de tres actividades.

a. Transformación de la materia (de ma­dera a mesa): de esto se ocupan la industria, la agricultura y la minería.

b. El transporte de bienes: normalmente los bienes se encuentran en un lugar distinto al que ocupan los consumidores

c. La prestación de servicios: educación, atención médica, etcétera.

d. Cuando hablamos del proceso productivo, necesitamos una tecnología que permita transformar inputs para crear outputs. La tecnología es la forma como vamos a ordenar o utilizar los inputs. Lo normal es que, con el paso del tiem­po, la tecnología mejore para aumentar la cantidad produ­cida, reduciendo los inputs utilizados.

Por ello, las nuevas tecnologías suponen un mayor aprovechamiento de los inputs.

industria

Función de producción a corto plazo

La diferencia entre corto y largo plazo radicará en el tiempo que necesita la empresa para hacer cambios en la maquinaria y la infraestructura. Un ejemplo de esta afirmación: un panadero sirve pan a su barrio, pero éste empieza a crecer y la demanda se multi­plica. El tiempo que pasa hasta cuando el panadero se adapta técnicamente a la nueva situación es lo que se llama corto plazo.

En el largo plazo, el capital, el trabajo y las materias primas son variables, es decir, son elegibles con antelación. En el corto plazo existe una situación denominada de rendimientos decrecien­tes y otra denominada de rendimientos crecientes; en una activi­dad productiva se dice que hay rendimientos crecientes cuando al aumentar la cantidad utilizada de un input (por ejemplo el trabajo) la producción aumenta más que proporcionalmente. Por ejemplo, si en un taller un trabajador hace 5 unidades al día, habrá rendi­mientos crecientes si al incluir otro trabajador la producción es de 17 unidades (y no de 10 unidades). Los rendimientos decrecientes menos que proporcionalmente. En el corto plazo, siempre se va a cum­plir la ley de los rendimientos decre­cientes, ya que al estar limitado el stock de capital, los trabajadores se estorbarán entre sí.

p (producto medio) = q (cantidad producida) / l (trabajado­res)

El producto medio calcula lo que produce cada trabajador; cuando au­menta, indica que la incorporación de un nuevo trabajador ha aumenta­do la productividad de la empresa y diremos que hay rendimientos cre­cientes, pero cuando disminuye quie­re decir que se ha creado una situa­ción de rendimiento decreciente.

Cálculo de los beneficios = p x q – w x l, (la w indica el salario)

El producto marginal es la forma más rápida de calcular la rentabili­dad de una empresa, y seria la canti­dad en la que varía el producto total cuando aumenta en una unidad el input (trabajadores) utilizado. Por ello, el producto marginal es el mejor medio para saber cuántos trabajado­res debe tener la empresa para que sea productiva y para se origine una situación de rendimientos crecientes. Para ello, hay que seguir la fórmula:

p marginal x precio > w

Cuando hay rendimientos cre­cientes, se dice que hay economías de escala. Hay sectores como la elec­tricidad o las telecomunicaciones, que necesitan rendimientos crecientes. Cuando hay rendimientos decrecien­tes, se dice que existe una deseconomia de escala.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario