Pleistoceno





Los antropólogos han encontrado hasta ahora unos doscientos cua­renta tipos de individuos provenientes del Pleistoceno; cerca de cinco se ubican en el Inferior, cincuenta en el Medio y el resto en el Superior. Estos restos iban siendo nombrados de acuerdo con su descubridor o el lugar en donde de habían hallado; sin embargo, finalmente se ha establecido que todos ellos, a excepción del homo hábiles, proveniente del Pleistoceno Inferior, hacen parte de dos especies sucesivas en el proceso de la evolu­ción, craneo homo erectusel homo erectus y el homo sapiens. Pese a que la transición de una especie a otra fue bastante gradual, su diferenciación se ha podido esta­blecer por detalles en su configuración cerebral físico anatómica .

Estas especies se desarrollaron especialmente en cinco regiones geo­gráficas generando diferentes razas. África Subsahárica, África del Nor­te, Asia Sudorienta! e Indonesia, Europa Occidental y Asia Occidental, y China, albergaron respectivamente a los representantes de los congoides, capoides, australoides, caucasoides y mongoloides.

Al parecer toda África al sur del Sahara era negra hasta la llegada de los antecesores bosquimanos. Según las excavaciones todos los poblado­res de esa región africana pertenecían al homo erectus y todos eran racialmente negros, es decir, congoides. En África del Norte se han hallado restos del Pleistoceno Superior, procedentes de Yebel Ighun (Marrue­cos), Ternifine (Argelia), Tánger Marruecos, todos ellos señalados como capoides por sus huesos faciales superiores planos, su hueso frontal curvo y sus dientes grandes. De todos modos, parece que en la parte final del Pleistoceno esta raza fue desalojada de su entorno por un grupo de caucasoides. De los australoides, cuyos restos presentan cráneos con amplias aberturas nasales, arcos superciliares gruesos, dientes de gran tamaño, bóvedas aquilladas y arcos superciliares gruesos y rectos, y que forman parte de la evolución homo erectus, han sido encontrados en los yaci­mientos de Djetis, en Java; en java Central cráneos de pithecanthropus, de homo soloensis en las excavaciones de Notopuro en Ngangdong. En cuanto al australoide homo sapiens, un cráneo adolescente hallado en Niah, en el norte de Borneo, data de unos cuarenta mil años; y dos cráneos del final del Pleistoceno Superior, encontrados en Wadjak, en Java, también pertenecen a los sapiens.

El fósil caucasoide más antiguo viene del Pleistoceno Medio y es conocido como la mandíbula de Heidelberg o de Mauer; al que se suman dos cráneos pertenecientes a este mismo período. Con origen en el Pleistoceno Superior se han descubierto individuos en diferentes excavaciones de Europa oriental y central. De la desaparición del casque­te polar Wurm I, entre 70 mil y 30 mil años antes, proceden restos halla­dos en el centro y occidente de Euroasia Occidental, se han recuperado restos de caucasoides del Paleolítico Superior en yacimientos de Asia Occidental y Europa. Todos los cráneos caucasoides pertenecen al homo sapiens, ya que sus estructuras óseas están plenamente desarrolladas, a la par de las de los nativos australianos de la actualidad. Con respecto a los mongololdes, craneo homo sapienslos logros obtenidos se inician en el Pleistoceno Medio en Choukutien, Chang-yang, Shansi y Kuang-tung. Del Superior se han descubierto algunos cráneos en Tse-yang y Lin-kiang, la cueva alta de Chukutlen, Sjara-Osso-Gol y un cráneo de raza no establecida en Honshu (Japón). El paso del homo erectus al sapiens, en la raza mongoloide se dio probablemente en el nivel de Shansi o ting-tsin, en las postrimerías del Pleistoceno Medio o a comienzos del Superior. De todos modos, estos individuos poseían huesos frontales curvos, arcos superciliares rectos, cuencas orbitales eminentes y ba­jas, dientes protuberantes y tabique nasal acanalado.



  • homo sapiens sapiens australoide
  • craneo homosapiens
  • craneo homo sapiens

  • homo sapiens craneo

  • craneo homo habilis
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario