Origen de los Partidos Políticos





Desde su instauración en Europa y Estados Unidos, el estado liberal ha sufrido una profunda transformación. La base economicosocial ha experimentado también grandes cambios. El capitalismo competitivo decimonónico ha dado paso a un sistema con fuertes tendencias monopolistas. La internacionalización del capital es un hecho protagonizado por el predominio de las compañías multinacionales.

 

A nivel político, los cambios han sido sustanciales. El protagonismo de amplias capas de población se ha traducido en una presión sostenida sobre el sistema político de los países más avanzados, lo que comportó una democratización del estado liberal a fines del pasado siglo y comienzos del actual (extensión de las libertades individuales, sufragio universal, legalización de partidos y sindicatos, etcétera). De la generalización del sufragio derivó la necesidad de organizar el voto con vistas a los comicios electorales, lo cual se tradujo en la formación de organizaciones destinadas a la movilización política de los individuos y a la captación del voto de los electores.

 

La aparición de los partidos políticos es un fenómeno relativamente reciente de la política. En los comienzos del sistema liberal, en el seno de los parlamentos se estructuraron los grupos parlamentarios (los Whigs o populares y los Tories o aristócratas, en la Cámara de los Comunes inglesa), que posteriormente se convertirían en partidos políticos. Éstos surgieron en el siglo XIX como consecuencia de las nuevas condiciones históricas ya señaladas.

 

Los partidos políticos son organizaciones duraderas, dotadas de una estructura organizativa a nivel local y nacional, cuyo objetivo es tomar y ejercer el poder de acuerdo con una ideología y un programa determinados, para cuyo fin buscarán el sostén popular a través de las elecciones o de cualquier otro medio (movilizaciones de masas, etcétera). Teóricamente al menos, cumplen una serie de funciones dentro del sistema político liberal-democrático, que pueden sintetizarse como sigue.

 

• Contribuyen al encuadramiento temático, doctrinal e ideológico de los electores y de la población en general.
• Aseguran la participación de la población en las tareas públicas, ya sea mediante su participación en los comicios electorales, o bien mediante movilizaciones y acciones políticas dirigidas al logro de determinados objetivos.
• Constituyen nexos de comunicación entre la sociedad civil y la sociedad política (estado).
• Efectúan tareas de reclutamiento del personal o clase política y contribuyen a la reproducción del sistema político mediante la creación de nuevas élites políticas.
• Legitiman el sistema político, contribuyendo a la estabilidad del mismo.
• Los partidos en el poder desempeñan la dirección de las acciones de gobierno.
• Los partidos en la oposición cumplen la función de control de la acción de gobierno a través de la crítica parlamentaria , ideológica y publicista y también a través de la movilización de las masas.

 

Según la constelación de partidos en el interior de un estado, surgirán diversos sistemas políticos. De ellos cabe destacarlos siguientes:

 

Multipartidista. Sistema en el que compiten en la escena política un número más o menos extenso de partidos; los sistemas electorales proporcional o mayoritario a dos vueltas favorecen el multipartidismo.
Bipartidista. En él, dos partidos hegemónicos se turnan en el poder según los avatares de las contiendas electorales ; el sistema electoral mayoritario a una sola vuelta favorece el bipartidismo.
Unipartidista. Típico de los sistemas comunistas, fascistas y de gran número de los denominados países tercermundistas .

origen de los partidos politicos

Vista de una sesión del Congreso, o Cámara Baja, de los Estados Unidos. La constitución de Estados Unidos (1776) sienta las bases del parlamentarismo moderno.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario