Obras Don Juan Manuel





Prosa del siglo XIV

Nombrar al canciller Ayala implica volver a ocuparnos de la prosa, en la que él se destaca notablemente. A partir de la época alfonsí1, no deja de cultivarse la literatura cronística y de introducirse otros géneros nuevos: así, Sancho IV inspira el curioso libro de los Castigos (consejos) e documentos para bien vivir, que don Sancho IV de Castillo dio a su fijo, obra didáctica de gran empaque.prosa del siglo XIV

Y por entonces surge la extensa obra, mezcla de historia y novela, La gran conquista de ultramar, que, procedente de un texto latino por mediaciones francesas, combina noticias de las Cruzadas con las más variadas leyendas medievales, como la del Caballero del cisne.

Estamos en el punto de arranque de los libros de caballerías. De comienzos de siglo data El libro del caballero de Dios o El caballero Zifar, que, además de darnos una contraposición entre caballero y escudero gracioso, ‘ribaldo’ -o sea pícaro-, intercala el fantástico episodio de la Dama del lago y añade una segunda parte didáctica (Castigos del rey de Mentón). Pero el genero de las crónicas, que hasta entonces te­nia un aire servicial de registro de palacio y copia de noticias viejas, en manos de López de Ayala adquiere un nuevo tono, mas personalizado y reflexivo, en parte debido a la altura del punto de vista nobiliario de su autor que no es ya ningún simple secretario.

En sus crónicas de los reyes a quienes conoció -de Pedro I a Enri­que III-, pero sobre todo en la de don Pedro, hallamos autentica garra literaria; la figura del rey “cruel’ llega a nosotros por los siglos igual que un personaje de novela, con la fisonomía que le dio López de Ayala. Con estilo sobrio, sin un solo adjetivo por el que irrumpa la emoción, cincela el carácter receloso y despiadado del rey.

Entre otros libros y traducciones del Canciller, señalemos el curiosísimo Libro de cetrería, minucioso manual sobre el uso y cuidado de las aves de caza.

Pero el máximo prosista del siglo -y aun de la Edad Media castellana- es don Juan Manuel (1282-1349), sobras don juan manuelobrino de Alfonso X. Con el aparece la "voluntad de arte" en nuestra prosa y no para dar lugar a afectación ni a complicación sino logrando una admirable tersura expresiva. Don Juan Manuel incluso corrigió por si mismo un códice ejemplar de sus obras, declarándolo único valido, en previsión de errores de copia, aunque por desgracia se ha perdido.

La primera de las doce piezas que componían aquel códice de "obras completas" es el Libro del caballe­ro et del escudero, en que un caba­llero anciano expone a otro joven (que eso significaba entonces "escu­dero") la esencia de la caballería y otras enseñanzas morales y teológicas.

Luego -dejamos alguna pieza menor- es de notar el caso del Libro de los castigos o Libro infinido (inacabado, no porque lo dejara interrumpido su autor sino porque que­da abierto para posteriores adiciones y ocurrencias); en el aconseja en tono bastante practico a su hijo Fernando para la vida en la corte y para la guerra. Mas teórico es el Libro de los Estados, en que trata de las "clases sociales", aunque de hecho casi se dedique todo al Rey y a las personas reales.

Pero la obra maestra de Don Juan Manuel, como justamente lo proclama la fama, es el Libro de Patronio, más conocido por El con­de Lucanor: cincuenta "ejemplos" con la moraleja condensada en un pareado final. Admirablemente elegidos entre lo que ofrecía la tradición, están redactados con sencilla elegancia expresiva. Recordemos al­gunos de los mas difundidos: el del "mancebo que caso con mujer brava", sobre el tema que luego será el de la "doma de la bravía" shakesperiana; el de los estafado­res que hacían un paño maravilloso que solo podía ver quien fuera hijo legitimo de su padre -y el mismo rey salió en camisa ante la multitud sin que nadie confesara que no lo veía-, antecedente del Retablo de las maravillas cervantinas.

Época alfonsí1 :El llamado castellano alfonsí, fue el resultado de la labor regia de Alfonso X, conocido por el sobrenombre de el Sabio. Reinó en Castilla y León a lo largo de treinta y dos años, de 1252 a 1284. Todos los historiadores coinciden en señalar que fue uno de los monarcas más importantes, si no el más influyente, de toda la Edad Media en la Península Ibérica. Hijo del rey Fernando III supo culminar y engrandecer todas las empresas sociales, políticas, económicas y culturales que su padre había emprendido años atrás.



  • obras
  • libro de patronio
  • mancebo que caso con mujer brava
  • don juan manuel
  • obras de don juan manuel

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario