maquinaria Agrícola II.





Desarrollo de las Instalaciones Agrícolas

En los últimos 30 años, las instalaciones agrícolas han sufrido cambios radicales, tanto en diseño como en disposición. Su modelo tradicional consistía en un grupo de cons­trucciones alrededor de uno o varios patios, con paredes exteriores muy sólidas para se­guridad del ganado y protección contra el mal tiempo. Incluía un granero para almace­nar el grano y el forraje, un cobertizo para ordeñar las vacas y una lechería. También podía haber cuadras para los caballos, pocil­gas para los cerdos y establos abiertos para el ganado vacuno, que en invierno pisoteaba la paja sobre el estiércol en los patios.

Las instalaciones modernas son de dos ti­pos principales. El primero y más corriente fue posible gracias al desarrollo de largas vi­gas metálicas, de cemento o de laminados de madera que podían soportar techos livianos sin postes intermedios, por lo que los tractores y otras máquinas podían moverse dentro sin obstrucciones. El básico granero holandés se puede dividir como se quiera según el sistema agrícola y ganadero, se pue­de aislar con un revestimiento exterior contra la intemperie y se puede ampliar lateralmente añadiéndole cobertizos de una sola vertiente.

A lo largo del año, diferentes partes de la zona cubierta pueden usarse para distintos fi­nes: por ejemplo, para guardar el ganado en una época y para la maquinaria en otra. Para las vacas lecheras, el establo se ha sustituido por una zona abierta con casetas individuales para echarse, una zona de esparcimiento y un área para comer. Con la ayuda de la maqui­naria moderna, las vacas se ordeñan en una sala aneja a la lechería, a donde la leche es trasvasada por tuberías; por computador se pueden asignar automáticamente raciones concentradas a cada vaca.
granja tradicional

Las instalaciones y la disposición de una granja tradicional suelen ser bastante antiguas y testimonian las necesidades y las diferentes técnicas agrícolas en distintas épocas. La granja aquí representada pertenece al siglo XIX y muestra adiciones modernas como el granero holandés [1]. Se ven también: edificios-almacén [2]; un refugio de frente abierto, situado al fondo del corral y en comunicación con los campos, donde los bueyes son alimentados durante el invierno con raíces alimentarías y piensos [3] ; un establo de vacas [4] ; pocilgas para los cerdos [5] y cuadras para los caballos [6]. Estas construcciones específicas y caras suelen ser difíciles de adaptar a la mecani­zación agrícola moderna.

granero holandés

Las naves modernas de múltiples usos constan de un techo liviano, apoyado en largas vigas, – que es suficientemente alto para que en la nave circulen vehículos y se pueda almacenar. Los cobertizos a una vertiente, soportados por unos postes, son una ampliación barata El resto del peso lo soporta el edificio original. Para protegerlas de la intemperie y como aislamiento temporal se pueden usar revesti­mientos (por ejemplo, para almacenar patatas) por medio de una capa interior de balas de paja. Se puede dar acceso al ganado a patios cemen­tados para alimentarlo.



  • fincas ganaderas
  • diseño de establos lecheros
  • modelos de salas de ordeño para vacas
  • establos para caballos modernos

  • tipos de corrales para alimentar el ganado

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario