los fosiles 1





Los fósiles son una excelente herramienta de correlación, Los más útiles son los de distribución amplia en el espacio, pero limita­da en la serie vertical, lo que indica que abundaron sólo durante períodos de tiempo relativamente breves. Se conocen como fósiles indicadores o fósiles guía.

Como los seres vivos han sufrido una evolución continua, sus fósiles sirven para identificar rocas de períodos relativamente similares. Las capas fosilíferas de rocas sedimentarías permiten a los paleontólogos identificar diferentes estratos de la misma edad. Y, por la ley de la superposición, se deduce que los restos de las formas de vida primitivas están en rocas subyacentes a las que contienen formas más avanzadas.

La mayoría de los fósiles son restos de organismos que vivieron en la misma zona y al mismo tiempo que se estaba formando la roca en la que se han encontrado. Son excelentes guías para el estudio del ambiente en­tonces reinante. Así, los fósiles de corales constructores de arrecifes [5] indican que en­tonces había un mar somero de aguas claras y cálidas.

Uno de los primeros intentos de relacionar los fósiles con las rocas en las que se encuen­tran lo hizo el topógrafo inglés William Smith a fines del siglo XVIII Estableció la continuidad lateral u horizontal entre afloramientos rocosos dispersos identificando los estratos por su contenido en fósiles, por su textura, color y posición.

 

Los fósiles 1

5 islas enteras han sido construidas por pequeños organismos, como los corales y las algas. El arrecife en forma de guirnalda y la laguna abrigada de un atolón coralino están asentados en la corona de un pico subsidente. La relación simbiótica existente entre ciertas algas y pólipos cora­linos es la responsable de la formación de las islas coralinas. El coral, por sí mismo, es demasiado frágil para formar un arrecife, a menos que sea reforzado por algas productoras de carbonato, del tipo Zooxanthella. Los corales formadores de arrecifes no viven en aguas de profundidad mayor de 45 m, ni de temperatura inferior a los 20° C. Las formaciones coralinas en una secuencia sedimentaria son buenos indicadores de las condiciones climáticas dominantes en el tiempo en el que la roca se depositó.



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario