los desiertos 1





composicion del desierto

La característica más evidente del desierto es la ausencia casi total de vida —vegetal y humana— por la escasez de agua. Los desiertos cálidos son lugares donde el calor del sol  es capaz de evaporar toda el agua de lluvia que reciben; la mayoría reciben menos de 10 cm de lluvia al año, que cae bruscamente en chubascos ocasionales. En muchas regiones no llueve durante años; luego, un súbito chaparrón produce arroyos temporales y de flujo muy rápido. Esta agua suele ser drenada hacia lagos someros que no tienen salida al mar, donde pronto se evapora.

La faz del desierto

El desierto cálido no es todo de arena; ésta cubre sólo un 20 %. En gran parte es de roca, a menudo cortada por profundos nadis (ríos intermitentes)  o modelada en formas fantásticas por el viento. La morfología de los desiertos rocosos es muy angulosa. No existen colinas de formas romas, como las de las tierras húmedas, porque no hay una arroyada permanente.

En muchas zonas del desierto, la arena se ha dispersado y queda una superficie de piedras [6]. Un desierto pedregoso o reg puede pasar a ser arenoso o erg . Primero se forman dunas entre las cuales no hay arena; luego se pasa a zonas en las que toda la superficie está cubierta de arena.

La situación geográfica de la mayoría de los desiertos coincide con la de los cinturones de alta presión atmosférica centrados en los trópicos de Cáncer y de Capricornio, en los que el aire es siempre muy seco. Los desiertos de Asia y Norteamérica están en el interior de estos continentes, a donde no llega el aire húmedo procedente del mar por impedírselo las cordilleras circundantes. Los mayores desiertos del mundo se extienden por África y gran parte de Asia. Europa es el único continente sin desiertos grandes. Casi todos los desiertos, como el Sáhara y el Kala­hari, son cálidos, pero algunos, como los del Ártico y los de alta montaña, deben su escasez de vida al frío extremado.

La meteorización, proceso por el cual la roca se desmenuza en arena y arcilla, se pro­duce lentamente en el desierto cálido, en com­paración con la de las tierras húmedas. Muchos días, la temperatura superficial de las rocas varía desde 5o C por la noche a unos 40° C al mediodía. Esto produce una expansión y contracción diarias de la superficie rocosa, la cual sufre deformaciones que van provocando su fracturación en arena. La pequeña cantidad de humedad también puede producir una meteorización química lenta.

 

los desiertos-1

Los desiertos son zonas extremadamente secas que sólo mantienen una vegetación muy reducida y varias tribus nómadas dispersas en pequeños campamentos, como este de unos saharauis. Un agente geológico importante en los desiertos es el viento. Sus efectos aumentan debido a la escasez de vegetación y de humedad, las cuales mantendrían unidas las partículas
de grano fino. El viento barre algunas zonas, dejando sólo la roca desnuda; los vientos que llevan arena esculpen las rocas y posterior­mente la arena se deposita formando dunas.



  • Forma de vida de los nómadas

  • culturas relacionadas de los desiertos calidos

  • bioclimas

  • cultura de desiertos calidos

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario