las rocas 1





Las rocas terrestres forman un manuscrito fragmentado del pasado de nuestro planeta. Aunque incompleta en muchos lugares, su historia se puede seguir en el tiempo hasta casi 3.800 millones de años. Esta fecha corresponde a la edad de las rocas más antiguas conocidas. Los estratos sedimentarios son señalizaciones especiales del pasado, porque sus características permiten identificar las circunstancias en las cuales se depositaron y se convirtieron en rocas.

claves del pasado caracteristicas

El registro de la historia geológica, preser­vado por las rocas sedimentarias [1], se llama columna estratigráfica. Ésta indica la sucesión total de las rocas, desde la más antigua a la más reciente. El estudio de sus rasgos característicos es la rama de la ciencia llama­da estratigrafía, que trata de la definición e interpretación de las rocas sedimentarias estratificadas.

La exposición del principio del uniformitarismo por el geólogo escocés James Hutton (1726-97) rescató la ciencia de la geología del inútil examen minucioso de los textos bíblicos para encontrar en ellos las claves del pasado de la Tierra. Hutton propuso este principio en su obra Teoría de la Tierra (1795) y sostuvo que la naturaleza de los actuales procesos geológicos era fundamentalmente análoga a la de los procesos del pasado y que el pagamiento y el buzamiento de los estratos no se produjeron por sucesos violentos, como terre­motos, sino por presiones graduales en la Tierra. El uniformitarismo implica que los rasgos característicos de la erosión y el transporte y la deposición de los sedimentos producidos por aquélla se han mantenido igual a lo largo de milenios. Como estos rasgos se pueden re­conocer fácilmente en las rocas sedimentadas hace millones de años, los sucesos del pasado se interpretan mejor a la luz de lo que se sabe que ocurre actualmente. En palabras del propio Hutton, “el presente es la clave del pasado”.

 

las rocas-1

2 El Gran Cañón del Colorado constituye un registro continuo de una gran parte de la historia geológica terrestre. Aquí, el río Colorado, de flujo rápido, arrastrando una carga diaria de unas 500.000 toneladas de derrubios, ha excavado un tajo de 1,9 km de profundidad en la meseta circundante. Esta potente actividad erosiva ha sido continua desde el Terciario. El levantamiento, gradual pero prolongado, de la región ha hecho que el rio Colorado excavase un profundo cañón para mantener su perfil de equilibrio. En las abruptas paredes del cañón se hallan expuestos centenares de metros de estratos sedimentarios, formados principalmente por calizas marinas, por pizarras arcillosas de agua dulce y areniscas depositadas por el viento. Las rocas paleozoicas más bajas yacen discontinuas sobre un zócalo de rocas plutónicas y metamórficas precámbricas. Los granitos y esquistos de estas antiguas rocas son las raíces de viejas cordilleras, cuya parte superior ya hace mucho tiempo fue denudada.
Las dataciones radiométricas han establecido que estas rocas tienen de 1.600 a 1.800 millones de años. Una inspección, aunque sea superficial, de este cañón es casi un curso completo de paleo- geología. En él se pueden presenciar las edades sucesivas de inmersión, levantamiento, erosión, deposición y plegamiento y fallamiento por las que aquí ha pasado la meseta circundante. El registro fósil va desde algas primitivas y trilobites, pasando por los dinosaurios, hasta los restos de camellos y caballos primitivos.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario