La Música barroca





la musica barroca A diferencia de lo que ocurría en el Renacimiento, la música del barroco no pretende servir al texto; resalta la relación armónica (en oposición al sentido horizontal del contrapunto); busca un ritmo muy marcado y repetitivo (dando idea de movimiento); emplea con profusión las disonancias (simultaneidad de dos o más sonidos que producen un efecto especialmente destacado), e impide con su complejidad que la música instrumental se pueda cantar.

 

De la clara diferenciación entre música instrumental y vocal nacen nuevas formas musicales.

 

Entre las formas instrumentales son de destacar la suite (sucesión de danzas contrastadas con distintos ritmos), la sonata (composición que consta de varios movimientos diferenciados) y el concerto grosso (sonata en la que intervienen varios instrumentos). En las formas vocales profanas se crea la cantata de cámara (formada por arias y recitados de textos profanos, con acompañamiento de orquesta y coros) y la ópera (representación teatral de textos cantados, en la que se da gran importancia no sólo a los solistas sino también al escenario, orquesta y coros). En la música vocal religiosa tiene especial importancia la cantata de iglesia (igual que la profana, pero con textos religiosos) y el oratorio (similar a la ópera pero sin representar la acción y con texto religioso).

 

Italia

 

Además de Monteverdi, que compuso varias óperas (Orfeo, Retorno de Ulises), son de destacar gran número de músicos extraordinarios.

 

Giulio Caccini (1550-1618) fue uno de los principales animadores de la Camerata Fiorentina que daría origen a la ópera. Compuso arias y madrigales monódicos. Jacopo Peri (1561-1633) es considerado el autor de las primeras óperas (Dafne, que se ha perdido, y Eurídice, que se estrenó en el año 1600). Giacomo Carissimi (1605-1674) fue el gran protagonista del oratorio (Jepthe). Compuso también misas y motetes.

 

Arcangello Corelli (1653-1713) tuvo una influencia considerable en la música de su tiempo. Destacó como violinista y compuso sonatas y concerti grossi. GiuseppeTorelli (1658-1709) compuso sonatas, conciertos y sinfonías de gran belleza. Tomaso Albinoni (16711750) fue autor de óperas, conciertos, sinfonías y sonatas. Giuseppe Tartini (1692-1770) fue un virtuoso del violín. Compuso numerosas sonatas y concerti grossi.

 

Alessandro Scarlatti (1660-1725) dejó una copiosa producción de excelentes óperas, oratorios, cantatas, sonatas y sinfonías.

 

Antonio Vivaldi (1676-1741) es uno de los más grandes genios de la música. En su obra culmina la música instrumental del barroco. Además de las sonatas para violín, del que fue gran virtuoso, escribió gran número de sinfonías y conciertos. También compuso óperas, oratorios y cantatas.

 

Alemania

 

La música en Alemania produjo durante el Barroco obras cuya influencia llega hasta nuestros días.

 

Heinrich Schütz (1585-1672) se formó en la música italiana. En sus Salmos de David, usa todo el lenguaje musical de su tiempo: instrumentos concertados, coros y solistas. Compuso la primera ópera alemana (Daphne) y obras vocales e instrumentales, algunas para órgano, en el que también destacaron Johann Pachelbel (1653-1706) y Dietrich Buxtehude (16371707).

 

Johann Sebastian Bach (1685-1750) procedía de una larga familia de músicos notables. Sus propios hijos (Wilhelm Friedmann, Cari Philipp Emanuel y Johan Christian) fueron más famosos que él mismo, puesto que su obra sólo se empezó a apreciar en su auténtico valor mucho tiempo después de su muerte. Vivió y murió en la pobreza y sólo se le reconoció en vida su faceta de gran organista.

 

Llegó a la música cuando el barroco había producido enorme cantidad de obras y logró llevarlo a su plenitud. Se inspiró en todo el pasado musical y unificó las características italianas, alemanas y francesas, en una síntesis que le convierte en la encarnación más grandiosa del espíritu musical de su tiempo.

 

Compuso cantatas (entre ellas dos grandiosas: La pasión según San Mateo y la de San Juan) , obras para órgano, para clavecín y gran número de composiciones instrumentales como, por ejemplo, los seis Conciertos de Brandeburgo.

 

Georg Philipp Teleman (1681-1767) es otra gran personalidad musical, comparable a los más grandes genios y menos dependiente del espíritu religioso, aunque escribió no menos de cuarenta y cuatro pasiones. Compuso también abundante número de sonatas, conciertos y sinfonías, además de cultivar la ópera.

 

Inglaterra

 

Después del puritanismo de Cromwell, que produjo un decaimiento muy importante, la música recobró toda su importancia.

 

Henry Purcell (1658-1695) destacó como organista y su producción estuvo dedicada sobre todo a la música vocal religiosa. Llevó a su cumbre la ópera (Dido y Eneas) y escribió también gran cantidad de música instrumental.

 

 

Georg Friedrich Hándel (1685-1759) era alemán, pero desarrolló la parte más importante de su carrera en Inglaterra. Escribió óperas y un gran número de obras instrumentales de una calidad extraordinaria. Su mayor gloria reside en la composición de oratorios en los que llega a una de las cumbres de toda la producción barroca.

 

Francia

 

Durante el reinado de Luis XIV, la música francesa está teñida de un gusto clasicista.

 

Juan Bautista Lully (1632-1672), aunque era italiano, dominó toda la música francesa de su tiempo. Su obra es especialmente escénica. Escribió ballets y sobre todo óperas (Perseo, Armida), con cuyas oberturas abrió nuevos caminos a la música instrumental. En la música religiosa (que por serlo pudo escapar de la influencia de la corte) destacaron grandes músicos como Marc Antoine Charpentier (1634-1704), André Campra (1660-1744) y Michel Richard Lalande (16571727).

 

España

 

En España nace en este tiempo la zarzuela (representación teatral en la que se alternan las escenas habladas con las cantadas) y alcanza gran importancia la música para guitarra y para órgano.

 

Gaspar Sanz (1640-1710) es el genio de la guitarra española. La música para órgano tuvo sus principales representantes en Francisco Correa de Arauxo (15751663) y en Juan de Cabanilles (1644-1712).

 

Antonio Soler (1729-1783) es el principal compositor barroco al órgano y al clavicémbalo.



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario