La Contaminación del Aire II





El Papel del Automóvil

La gasolina contiene compuestos de plo­mo, que pasan a la atmósfera en cantidades enormes desde los tubos de escape de los coches. Junto con el monóxido de carbo­no, gas venenoso producido por combustión de hidrocarburos, pueden formar concentra­ciones intolerables en las ciudades y constituir un peligro especial para la salud.

El automóvil produce también fibras de asbesto (en los forros de los frenos), que pe­netran en los pulmones y producen irritación crónica, pudiendo desembocar en cáncer u otras enfermedades respiratorias. Las fibras de asbesto también pasan a la atmósfera pro­cedentes de materiales de construcción, como recubrimientos a prueba de fuego. Muchos procesos químicos industriales añaden a la atmósfera gases y partículas contaminantes.

contaminación del aire en ciudades Las ciudades situadas en cuencas cerradas, como Los Ángeles, pueden retener su propia atmósfera y así producir contaminación del aire, debido a la inversión de temperaturas [A]. La primera noticia de este smog data de 1940 y se luchó por reducir la emisión de S02 por la industria de la zona En 1957 se había reducido a una décima parte, pero el smog aumentó aún [B]. Entonces se comprobó que el número creciente de automóviles era el responsable [C].



Comparte esta nota:

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario