La astrología III





El marco histórico

 

Es probable que la astrología occidental naciera en Mesopotamia. Las tablas planetarias más antiguas que se conocen datan de mediados del siglo VII. La antigua astrología no estaba orientada directamente al individuo. Se interesaba por grandes acontecimientos, como guerras, inundaciones y eclipses, y por su posible efecto sobre el rey, que encamaba los asuntos del Estado y el bienestar de la colectividad. La tradición mesopotámica pudo haber pasado a Egipto y, a través de Oriente Medio, a la India, desde donde llegaría a China y al resto de Asia. Hacia el siglo IV, los griegos comenzaron a reformular el saber astrológico en el contexto de sus propias tradiciones. Popularizaron un método de esclarecer el destino de los individuos partiendo del momento del nacimiento.
Se atribuye a Ptolomeo el primer manual de astrología de Occidente: el Tetrabíblos. El modo como explicó y racionalizó los planetas, las casas y los signos del zodiaco ha variado poco desde entonces. Tras la desintegración del Imperio Romano, los árabes se convirtieron en los máximos exponentes de la astrología y la astronomía. Para calcular sus horóscopos, y otros mapas,
necesitaban conocer con gran exactitud las posiciones de las estrellas y los movimientos de los planetas. Esto les llevó a dibujar tablas de movimientos planetarios, así como catálogos de estrellas, que mejoraban todo lo hecho
por los griegos. Con el redescubrimiento de la tradición helénica en Europa, durante los siglos XV y XVI, la astrología pasó a ser una de las ciencias mas importantes en las universidades europeas.

 

astrólogos en la historia



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario