Explotaciones agropecuarias industriales





La agricultura planificada para satisfacer las necesidades alimentarias de una comunidad es quizá tan antigua como las primeras aldeas y cultivos del hombre en el “Creciente Fértil”. Las grandes corporaciones agropecuarias actuales, que requieren cuantiosas inversiones y además gestión científica y técnicas comerciales, son una respuesta a las demandas de la enorme población industrial de Occidente, y es de esperar que sus beneficios se extiendan a países cuyos habitantes padecen desnutrición en pleno siglo XX. Ya en el siglo XVII, la agricultura inglesa señaló el camino: producir cosechas que superasen las necesidades de una simple economía de subsistencia (que es la pauta por la que se rigen aún los campesinos de la mayor parte del mundo) para suministrar su?ciente alimento a la población de las ciudades y además exportar a otros países. En Europa Occidental, la Revolución Industrial dio un ímpetu histórico a la agricultura modema. En los países en los que el rápido crecimiento de la población urbana llevó a una demanda de alimentos que no podía satisfacerse mediante los métodos agrícolas tradicionales, surgió un mercado para una producción agraria a gran escala y para la importación de alimentos de regiones en vías de desarrollo. como Sudamérica y Australia. Pero la carne y los productos lácteos producidos en el hemisferio Sur no podían llegar en buenas condiciones hasta los mercados europeos navegando a través de los trópicos.
La solución del problema fue la introducción de barcos con instalaciones mecánicas de refrigeración. Desde este importante punto de partida se han desarrollado modernas técnicas de refrigeración, que desempeñan un papel fundamental en la comercialización de alimentos y en la organización de grandes empresas agropecuarias, con su enorme producción de alimentos ultracongelados, empaquetados en polietileno, listos para poderlos almacenar en los congeladores domésticos.

 

Técnicas agrícolas modernas

La granja moderna puede pertenecer a un grupo de explotaciones cuyo funcionamiento es controlado por una organización central; cada una tiene varios cientos de hectáreas; no son granjas muy grandes, pero si mayores
que el promedio nacional. Los estudios económicos han demostrado que las granjas de tamaño medio suelen ser más eficaces que las grandes. Esto es especialmente cierto en las vaquerías, donde ha de haber una constante relación entre el ordeñador y las vacas, y en las fincas de cultivos diversos, donde el calendario obliga a una planificación cuidadosa. Se pueden imponer otras limitaciones al tamaño de algunos hatos de ganado, separándolos para evitar contagios de enfermedades y facilitar Ia evacuación de excrementos.
Las dificultades de supervisión se han solucionado bien en el ganado aviar, en lo referente a la producción tanto de carne como de huevos. En este campo se ha desarrollado al máximo la explotación industrial [1]. Las aves, de razas especificas para un ambiente controlado y una maduración rápida, pasan su vida en edificios y reunidas en enormes cantidades. Los edi?cios están aislados de los cambios atmosféricos y tienen ventilación forzada De cara a la producción de huevos, el alumbrado simula una duración constante del día, para eliminar las variaciones de puesta (mayores en primavera y menores en otoño) que se producen al aire libre.

 

la granja industrial actual

1 En condiciones de vida artificiales del todo, pasan su vida centenares
de miles de pollos. La granja avícola industrial ha hecho sus máximos
progresos en la crianza avícola de pollos y pavos. En una planta avícola
típica, la comida almacenada en silos [1] se mezcla y aglutina en gránulos [2]. Se comprueba que los huevos destinados a la incubación [3] estén fecundados, y luego se crían los pollitos [4]. De aquí se pasan los pollos ya crecidos a los edificios que albergan las baterías [5], con sus pisos de jaulas, alimentación automática y con un sistema de limpieza de excrementos. Los huevos se clasifican por tamaños y se envían [6]; las aves destinadas a carne se transportan a las instalaciones de engorde [7], se matan y se limpian antes de envasarlas en polietileno y ultracongelarlas para su envío a los comercios de la cadena y a los congeladores de sus clientes.

 

interdependencias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 La agricultura y la industria dependen ahora una de otra. La explotación agropecuaria que un día fue autosuficiente, hoy es un importante mercado de las compañías petrolíferas y petroquímicas, de las de productos químicos (para compost y abonos sintéticos), de las de maquinaria y materiales de la construcción. La granja, a su vez. suministra alimentos: cereales, frutos y hortalizas variadas (frescas, congeladas y enlatadas), así como productos lácteos, carne y muchos subproductos animales.



  • granja industrial de vacas modernas
  • ¡QUE SON LAS EXPLOCIONES INDSTRIALES?
  • instalaciones de una granja industrial
  • industria agropecuaria avicola
  • maquinaria para la industria alimenticia avicola

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario