Escasez de Recursos II





¿Cúanto Pueden Durar los Recursos?

Hay diferencias de opinión respecto a la velocidad a la cual los recursos terrestres se están agotando. Los cálculos sobre la “vida” de cualquier combustible o recurso mineral pueden variar mucho según los supuestos de los que se parta. Pero la mayoría de los expertos admiten que la ac­tual velocidad de gasto de combustible y mi­nerales sólo podrá sostenerse durante una o dos generaciones más. La tabla de tiem­pos no depende sólo del recurso concreto considerado, sino también de imponderables como el futuro de la economía mundial, la posibilidad de hallar nuevas fuentes, la dis­tribución geográfica de éstas y la posibilidad de extender la vida de los recursos mediante un uso más racional  o un reciclado.

Hasta hace poco tiempo, el consumo de la mayoría de los recursos minerales estuvo cre­ciendo exponencialmente. Esta curva ascen­dente de consumo hacía que la demanda de petróleo crudo, por ejemplo, se doblase cada década. Otros productos primarios mostra­ban un crecimiento más lento, doblándose cada 20 años. La crisis del petróleo y la sub­siguiente depresión económica, iniciada a finales de 1973, frenaron la demanda de com­bustibles y metales y, por primera vez en dos décadas, se paró el aumento sostenido del consumo. Sin embargo, la mayoría de los economistas creen que esto es sólo una pausa en el crecimiento de la economía mundial, no el inicio del crecimiento cero.

El que el crecimiento se reanude, o no, es de crucial importancia para establecer cuánto durarán los recursos, pues son muy notables los efectos que este crecimiento produciría en la demanda de combustibles y minerales. En el caso del petróleo crudo, el consumo en la década 1960-70 fue igual al consumo total desde la primera perforación en 1859 has­ta 1960. La consecuencia de una tasa de crecimiento tan rápida es que el descubrimien­to de nuevas reservas debe continuar e ir por delante de la demanda.

No todos los recursos están igualmente amenazados. Por ejemplo, hay mucho más carbón que petróleo y gas; y algunos metales, como el aluminio, el hierro y el magnesio, son relativamente abundantes. Otros, como el co­bre, el vanadio, el plomo y el cinc, son menos abundantes, pero no están en serio peligro de agotamiento. Sin embargo, unos pocos, como el mercurio, la plata, el estaño, el tántalo y el platino, son ya escasos.

La alarma respecto al agotamiento de los recursos no es nueva; pero, hasta ahora, los pesimistas se han equivocado. El desarrollo tecnológico, mejores métodos de prospec­ción, un mayor mercado y un precio más beneficioso han bastado para mantener la producción por delante de la demanda.

recursos minerales terrestres

La mayoría de los recursos minerales terrestres han tardado millones de años en formarse, mientras que el hombre ha necesitado una pequeña porción de tiempo para casi agotar las reservas conocidas de muchos de ellos. En el gráfico se indican algunas de las materias primas implicadas en la fabricación y funciona­miento de un camión volquete, así como la fecha en la cual sus reservas pueden haberse agotado. Estas fechas se han extrapolado de las curvas de consumo y de las reservas conocidas en la década de 1970. Es posible que, con nuevos hallazgos, otros métodos de extracción para las menas de grado inferior, aumentos de precios que disminuyan la demanda, reciclado y desarrollo de sustitutos, se puedan retardar estas fechas.



  • desarrollo tecnologico y la escasez de recursos
  • escasez de recursos y desarrollo tecnologico
  • desarrollo tecnologico y escasez de recursos

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario