Arte y Religión





Los egipcios son uno de los pueblos que más enseñanzas ha dejado a la pos­teridad; sus manifestaciones artísticas no sufrieron mayores cambios durante los milenios en que se desarrollaron, al pun­to que las más pequeñas modificaciones denotaban la muerte de un faraón o un cambio de dinastía. Lo que querían de sus esculturas era la inmortalidad, sin descuidar por ello la belleza y la armo­nía. En el Reino Antiguo, se construye­ron las pirámides y la estatua de Kefrén, al parecer en busca una vida hermosa para los muertos, llegando las estatuas a un gran parecido con los modelos, pues, en años posteriores, pese a que el talla­do alcanza mayor desarrollo, las escultu­ras no reflejan la vitalidad de las del Im­perio Antiguo. Ante la posterior deca­dencia del imperio, los faraones no pu­dieron invertir el oro en la construcción de sus tumbas. Los artistas se especiali­zaron entonces en las pequeñas arte y religionestatuillas. Sigue el periodo de los hicsos, en el cual el arte permaneció estancado, pero a partir del XVIII  la dinastía con los Tutmosis, talladores, escultores y pinto­res rememoraron épocas pasadas, a la par que el país retomaba su esplendor. Luego, con Akenatón, se produce el úni­co cambio digno de remembranza en el desenvolvimiento de las artes de Egipto.

Es este emperador quien al decla­rarse servidor de Atón da libertad a los creadores para que expresen en sus obras la belleza de la naturaleza, sin los estereotipos del pasado. Infortunadamen­te, con el nacimiento de la XIX dinastía las cosas vuelven al letargo; la orfebre­ría, los murales y las tumbas pierden ori­ginalidad. En cuanto a la escritura, es importante resaltar el descubrimiento de la piedra de Rosetta, por parte de Champollion, hecho a partir del cual se empie­zan a descifrar los misterios de los graba­dos egipcios, que evolucionaron en las fases, ideográfica, silábica y fonética, todas ellas como una conjunción que dará origen a los alfabetos antiguos.

Para los textos literarios se empleó inicialmente la escritura hierática y pos­teriormente la demótica. Deben desta­carse el Libro de los muertos, que supo­ne una guía para que los difuntos se orienten en el mundo de ultratumba, y el Mito de Osiris. Es de anotar que tanto en la literatura como en las artes pictóri­cas, impera su poderosa religión politeísta, en la que se destacan divini­dades como Ra– (dios del Sol), Shu (em­perador del aire), Osiris, Seth, Horus, Isis, Amón, Thot y Maat, entre otros, en­cargados de proteger a las diferentes ciu­dades de la nación.



  • arte y religión

  • el arte y la religion
  • religión y arte
  • arte dibujo artistico
  • arte religioso
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario