Razas de Ganado II





Potencial Genético

La selección para mejorar la producción es más fácil con las especies de madurez precoz y con más crías al año. Sin embargo, un macho excepcional, cuyos caracteres sean heredados por sus descendientes, puede ejer­cer gran influencia en pocas generaciones. Este proceso se ha acelerado mediante la in­seminación artificial, sobre todo en el ganado vacuno. El semen de un semental so­bresaliente puede guardarse ultracongelado y usarse para fecundar vacas (incluso después de morir el semental o en países lejanos, donde llevar animales vivos sería demasiado caro o entrañaría peligro de epidemia).

En la obtención de las razas existentes han contribuido antepasados de más de un tipo; después se ha consolidado el nuevo tipo mediante un período de cruces consanguíneos. Este proceso no puede llevarse demasiado le­jos sin riesgo de disminuir el vigor de la raza y de que aparezcan defectos hereditarios. El cruzamiento de razas es una práctica comer­cial regular entre los ovinos y vacunos de carne, en los que las razas montañesas se aparean con otras menos resistentes, pero de más rápido crecimiento.

La mejora del rendimiento de las razas depende de registros detallados: producción de leche, de huevos, rapidez de crecimiento y economía en la alimentación, en el caso de animales de carne. Esto impone elaborados métodos de control y análisis estadísticos de los registros. Cuanto más se preocupa el ganadero de los rendimientos económicos, más depende de la ayuda de especialistas y de los resultados de la investigación científica. La nutrición animal se ha convertido en una disciplina de estudio, como el diseño de aloja­mientos y de equipamientos.

rendimiento del ganado Es fácil obtener cambios rápidos en las poblaciones de ganado si las generaciones se suceden deprisa y son numerosas. Eso explica el progreso en el rendimiento del ganado porcino y aviaren los últimos años, merced al desarrollo de líneas consanguíneas para cruzarlas a fin de obtener las razas comerciales. La mejora del vacuno se consigue por el uso de sementa­les de calidad y por la selección de la prole según su rendimiento.

inseminación artificial 
La inseminación artificial se emplea hoy en todo el mundo. Una vez el semental ha montado la falsa vaca [A], se recoge el semen y se mantiene templado en agua [B]; luego se le aflade una segunda eyaculación. Se diluye en glicerina [C] y se distribuye en tubos de vidrio [D], para almacenar [E]. Éstos se refrigeran a 4o C durante 7 horas [F] y se guardan en unidades de ultracongelación [G]. Cuando se necesita el semen, se descongela y se introduce en el útero de la vaca con una pipeta [H].



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario