Prosa Castellana





La prosa, al contrario de la poesía, no se enfoca en sus primeros comienzos hacia el publico prosa castellanano letrado y esto lleva a que surjan las crónicas. Las literaturas hebrea, árabe y latina son las que aportan las bases para que en el siglo XIII la prosa se empiece a cultivar. A Alfonso X se le atribuye el surgimiento de las Crónicas, Las siete partidas y los Libros del saber de astronomía.

Para abordar esta tarea, el rey congrego sabios judíos, españoles y árabes en su corte, resultando de ello que la pro­sa histórica, la científica y la legisla­tiva, junto con otras muchas, vieran la luz. Las primeras muestras de prosa castellana tienen un carácter ‘aplicado’, mezclándose todavía con el latín que se consideraba como única lengua valida para los documentos ‘oficiales’; son oraciones, consejos prácticos para sacerdotes, anotaciones rápidas de sucesos curiosos, etcétera. Solo en el reinado de Fernando III, el conquistador de Sevilla, se comienza a dar rango oficial a la prosa, traduciéndose por encargo real los textos jurídicos del Fuero juzgo y las crónicas de Ximénez de Rada, y surgiendo también alguno que otro librito didáctico.

Pero es su hijo, Alfonso X El Sabio, quien anima la vasta obra cul­tural que llevara la prosa española a su madurez, en parte gracias a la "escuela de traductores de Toledo", que transmiten a Europa amplios tesoros de sabiduría árabe y hebrea, enla prosa castellana parte promoviendo la redacción y compilación de grandes monumentos jurídicos, históricos y científicos.

Según su propia declaración, el monarca intervenía de cerca en el trabajo, revisando el estilo y dirigiendo la estructura de los libros. Ante todo, hemos de señalar dos magnas piezas históricas: la Crónica general (de España) y la General estoria (univer­sal). En la primera, es notable el transito desde las leyendas míticas del comienzo a una efectiva incorporación de documentos fidedignos y testimonies cercanos; en su final, manteniendo siempre la misma gracia expresiva.

En la segunda, inmenso intento incompleto -y aún no del todo publicado-, se encuentra un criterio historiológico muy riguroso; utilizando la Biblia como falsilla cronológica, alterna con ella relatos de la mitología clásica interpretados con un racionalismo muy moderno (por ejemplo, Júpiter es un rey). En otro terreno, Alfonso X compilo el gran código llamado: Las siete parti­das, que, además de ser un código en sentido actual de la palabra -aun conserva valor de ley-, es un tratado de manera y costumbres, en espe­cial por lo que se refiere a la corte.

Además, Alfonso X compiló obras científicas, dentro de lo que se tenia entonces por ciencia; así, hizo traducir los Libros del saber de astronomía y las Tablas alfonsíes, y, en un piano de divulgación, el Tratado de las siete artes, así como el curioso Libro del ajedrez, de los juegos y de las tablas (donde, por cierto, se ve que los movimientos de las piezas del ajedrez eran diversos que hoy). imagen prosa castellanaComo poeta, Alfonso X compuso las Cantigas de Nuestra Señora, escritas en gallego, lengua dominante entonces para la poesía culta. Con la prosa alfonsí, el castellano se hace idioma apto para todo empeño literario. Su sencilla construcción de frases enlazadas por y mantiene una grata espontaneidad expresiva a la que, en nuestro tiempo, nos llevara otra vez Azorín, casado de retóricas arborescentes.

Por otra parte, aunque sin intervención tan personal del Rey Sabio, la literatura narrativa y artística sur­ge también en su misma época con el genero de enxiemplos (o "ejemplos"), de fabulas y sucedidos con enseñanza moral, generalmente de origen oriental y a menudo con intervención de animales parlantes. Al­fonso X mismo, no siendo aun rey, promovió la traducción del Calila et Dimna, fabulas de origen hindú, que si a veces se queda en una moraleja cómica, otras llega a profundas meditaciones.

En este mismo genero entra el Sendebar, libro algo indecente con­tra las mujeres, de las que se reúnen muestras de mala conducta, así como Barlaam y Josafat, versión cristiana de la historia de Buda, su desengaño del mundo y su entrega al ascetismo; el Isopete (Esopo) historiado, colección de fabulas: Bonium o Bocados de oro, libro deliberadamente instructivo sobre la línea de un viaje a la India buscando el saber.



  • que es la prosa castellana
  • prosa castellana

  • que es prosa castellana
  • la prosa castellana
  • la prosa castellana
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario