Pintura Neoclasicismo





pintura neoclasicismo Los máximos exponentes de la pintura neoclásica son franceses, pues en esta época París vuelve a ser el principal centro creador de novedades artísticas.

 

El pintor que contribuyó de un modo decisivo a la afirmación del estilo neoclásico fue Jacques-Louis David (1748-1825), que desarrolló una extensa producción de cuadros de historia y mitología clásica, caracterizados por su frialdad y por su monumentalidad (Juramento de los Horacios, Las Sabinas, Juramento del juego de pelota).

 

Antoine Gros (Los apestados de Jaffa) revela un gusto por el color, ajeno a la influencia davidiana y más cercano al Romanticismo.

 

Jean-Auguste Dominique Ingres (1780-1867) fue un excelente retratista (Mademoiselle Riviére); pintó cuadros históricos (Apoteosis de Napoleón) y religiosos (Juana de Arco), pero su fama la debe a sus sensuales desnudos femeninos, entre los que destaca el Baño Turco.

 

En España, por la misma época, la genialidad de Goya, completamente despreocupada del neoclasicismo de moda, representa la más alta cima de creatividad pictórica. Francisco de Goya y Lucientes (1746-1828) empezó a hacerse famoso entre la nobleza y los grandes cortesanos por su labor como retratista. Pintó al ministro Floridablanca, al Infante don Luis y, después de ser nombrado primer pintor de cámara de Carlos IV, retrató a Godoy y a la Familia de Carlos IV. Más tarde retrataría también a Fernando VII. En 1792, sufrió una grave enfermedad a consecuencia de la cual quedó sordo, iniciándose con ello un periodo de ensimismamiento que le llevaría a realizar la serie de grabados titulada Los caprichos.

 

La invasión napoleónica de 1808 le causó un terrible impacto que se refleja en su nueva serie de grabados Los desastres de la guerra. Terminada la contienda, en 1814, pintó dos de sus obras maestras, La lucha de los mamelucos y Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío, en las que se inicia su vena expresionista. De
la misma época es la colección de aguafuertes Los desastres de la guerra.

 

En 1819 realizó la más atormentada serie de pinturas que jamás haya pintado nadie: las Pinturas negras, así llamadas tanto por el tono predominante oscuro de su paleta, como por el carácter tenebroso de su temática (aquelarres, brujas, demonios). Sus últimos años, tras la reacción absolutista de 1823, los pasó voluntariamente exiliado en Francia, donde pintó Los toros de Burdeos (serie de hermosas litografías) y. La lechera de Burdeos, su última obra importante.

 

Vicente López (1772-1850), que destacó sobre todo como retratista (Goya, Fernando VII), y José de Madrazo (1781-1859), que realizó composiciones de gran teatralidad (Disputa entre griegos y troyanos), son los dos representantes españoles típicos de la pintura neoclásica.



  • pinturas de neoclasicismo
  • neoclasicismo
  • pinturas en el neoclasicismo explicadas
  • neoclasicismo politica

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario