Pensamiento de Rousseau





JEAN JACQUES ROUSSEAU (1712-1778): LA DEMOCRACIA DE TODOS

 

Este pensador protagonizó una reacción contra el exceso de racionalismo de la Ilustración. Sus críticas se dirigieron no sólo contra el Antiguo Régimen, sino también contra el nuevo modelo de sociedad egoísta y competitiva que se estaba abriendo camino. Para él, la razón no es la única fuente de conocimiento ni la más importante; los sentimientos, las sensaciones son también elementos de aprehensión de la realidad.

 

Hombre de psicología complicada y vida turbulenta, sostuvo la creencia, totalmente contraria a Hobbes, Lutero o Maquiavelo, de que el hombre es bueno por naturaleza. Es la sociedad la que lo ha pervertido, o mejor dicho un modelo equivocado de sociedad política. En sus obras Discurso sobre la desigualdad entre los hombres y El Contrato Social desarrollo sus teorías más importantes.

 

Rousseau, al igual que Hobbes y Locke, empleó el recurso de imaginar al hombre en una edad pretérita, viviendo en estado de naturaleza, sin gobierno y sin leves. En esta sociedad primitiva los hombres son felices viviendo en una natural igualdad y libertad, hasta el momento (hito desdichado en la historia de la humanidad) en que a un hombre se le ocurrió cercar unas tierras y decir «esto es mío». A partir de aquí, tras el nacimiento de la propiedad privada, creció la ambición y los hombres se disputaron los bienes y propiedades.

 

Rousseau se planteó entonces la necesidad de elaborar un nuevo contrato social que dé origen a otro tipo de sociedad. Esta sociedad ideal, utópica, estará basada en la solidaridad entre los hombres, en su igualdad real y efectiva, en la colaboración. La organización política de esta sociedad se fundará en el ejercicio directo de la soberanía por parte del pueblo; la soberanía, afirma Rousseau, no se delega, se ejerce directamente y presenta cuatro características: es inalienable, indivisible, infalible y absoluta. Es decir, el autor optó por un modelo de democracia directa en la que el pueblo se dé a si mismo las leyes mediante la pública Rousseaudiscusión y aprobación en asamblea.

 

La separación entre legislativo y ejecutivo no debe existir, porque la soberanía es única y representa la voluntad general del pueblo. Como máximo, la asamblea podrá elegir a unos delegados revocables en cualquier momento. En suma. Rousseau no acepta la separación, propia del estado liberal, entre sociedad civil y sociedad política, y las funde en una sola unidad: el pueblo ejerce directamente la política. Sin embargo, él mismo consideró que este modelo sólo es posible en pequeñas comunidades y con un pueblo formado por «dioses» y no por hombres, es decir un pueblo dotado de elevadas virtudes morales basadas en la solidaridad, la preocupación por la cosa pública, el respeto a los semejantes y la libertad.

 

La aportación que Rousseau hizo a la política deriva de sus escritos sociales, jurídicos y pedagógicos. Su principal objetivo como pensador político fue la necesidad de sustituir el viejo contrato social por otro que lo mejorase.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario