Libertad individual II





Libertad y dignidad

 

El concepto de individualidad esta íntimamente relacionado con el de libertad, que es el derecho de cada individuo a buscar su felicidad según su propio y peculiar punto de vista, con la menor interferencia posible por parte del Estado o de los demás. El hecho de la individualidad constituye la base moral sobre la que se asienta la idea de que todos los seres humanos poseen una dignidad que debe ser respetada. Dado que cada individuo es único, es irremplazable; nadie puede sustituirle total y absolutamente. Así pues, posee un valor, que deriva del hecho de ser él mismo. Por tanto, tiene una dignidad que emana de su individualidad y de su singularidad, y no un precio derivado de lo que cuesta hacerlo o de lo que costaría reemplazarlo. Tal como dijo el filósofo alemán Immanuel Kant (1724-1804), “una cosa tiene un precio en la medida en que se pueda hallar un sustituto o equivalente para ella. Tiene una dignidad o un valor si no hay equivalente alguno para ella”

 

libertades básicas

 

 

 

Los derechos de toda
persona en una sociedad
democrática consisten
en ser tratado como
individuo y ser libre,
simplemente por el
hecho de ser persona. En
un discurso pronunciado
unos meses antes de
que Estados Unidos
entraran en la II Guerra Mundial en 1941,
el presidente Franklin
D. Roosevelt (1882 1945) declaró lo que se ha considerado como una
definición clásica de
los principios democráticos contemplando un
mundo basado en cuatro
libertades esenciales:
libertad de palabra y expresión, libertad para rendir culto a Dios a la manera de cada uno, supresión del hambre y supresión del miedo. El artista americano Norman Rockwell (1894-1978) pintó en 1941 una serie titulada Las cuatro libertades, en la que ilustraba estos ideales.



  • libertad individual en la sociedad
  • la libertad individual en la sociedad

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario