La Muralla China





En 221 a.C. el poderoso Tsin-Chi-Huang-Ti, aplaca a los Seis Reinos y empieza la construcción de la Gran Muralla, que alcanzaría las enormes pro­porciones aún intactas en los albores del siglo XXI, siendo la única obra realizada por el hombre en la Tierra que se puede observar desde la Luna. Este emperador fundó la dinastía Tsin, o Chin, de la cual proviene el nombre de China; emprendió la tarea de unificar el país, dividido en pequeñas ciudades independientes. Rechazó a los muralla chinahunos, en el norte, prolongando sus dominios hasta el sur de Mongolia.

Con la dinastía Tsin, cambió la capital a Hien-Yang y se construyeron vías de comunicación entre las ciudades, favoreciendo el comercio y el empleo. A la muerte de Tsin’Chi-Huang-Ti, en el 210 a.C, su sucesor no supo conservar la majestuosidad di­nástica pronosticada para 10 mil años. Lieu-Pang inauguró en el 202 la dinastía Hang, conservando la costumbre Chin de quemar los textos históricos; pero cuando en el 194 ascendió el segundo empe­rador de esta casa, los libros que habían permaneci­do escondidos pudieron ver nuevamente la luz y al­gunos otros fueron reconstruidos por los rnemoristas que los estudiaran antes de su desaparición.

En cuatro siglos de los Hang en al mando de China, el emperador Wu-Ti se destacó por su erudi­ción y conocimiento de las letras. Entre el 167 y el 113 a.C, Wu-Ti conquistó la parte central de Corea y alejó a los hunos de sus territorios en el 121 a.C; distribuyó equitativamente la tierra y fomentó siste­mas de crédito y abastecimiento de insumos.Hasta el 24 d.C, los hunos siguieron amena­zando la estabilidad del imperio, pues los monarcas descuidaron lo cultural y social para dedicarse a sal­vaguardar la unidad del país.

En el 25 d.C, el em­perador Kuang-Wu-ti revitalizó al imperio Hang va­liéndose de su rama oriental. Poco después de la muerte de César, China era quizás algo más exten­sa que Roma y su unidad era mucho mayor que la de los occidentales. Hacia el 65 d.C, el budismo da los primeros pasos para convertirse en una de las tres religiones chinas, al lado del taoísmo y del confucianismo. Con el final de los Hang a causa del levantamiento campesino de los «gorros rojos», la nación se divide en tres partes, agrupadas en torno a las ciudades de Nankin, Lo-Yang y Ch’eng-Tu. Mientras unos débiles Tsin occidentales se hacen cargo del imperio, los hunos, los manchúes, los tibetanos y los mongoles se apropian de él. Los Tsin orientales se mantuvieron hasta el 420 d.C, por­que escaparon a los hunos y se instalaron en la ale­jada región de Nankin. No obstante la dominación de todo Oriente en manos de los unificados bárba­ros, los chinos eran los consejeros y en algunos casos los administradores de sus viejas ciudades.



  • dinastia tsin
  • Tsin-Chi-Hoang-Ti
  • la muralla china

  • muralla china

  • tsin chi hoang ti
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario