La Arquitectura Barroca





la arquitectura barroca

Italia

 

El temperamento arquitectónico y urbanístico de Gian Lorenzo Bernini (1589-1680), cuya obra es un auténtico manifiesto del arte barroco, se desplegó en la creación de granees palacios, jardines, plazas, calles y fuentes, la mayoría en Roma. Sus trabajos más famosos son el pórtico y la columnata de la Plaza de San Pedro del Vaticano y las Iglesias de San Andrés (Quirinale) y Santo Tomás (Castelgandolfo).

 

Francesco Borromini (1599-1667) fue un verdadero virtuoso de la arquitectura, a la que dio un tono personal con la continua alternancia de entrantes y salientes, de líneas cóncavas y convexas, de planos quebrados y abundantes, todo lo cual produce una sensación de extraordinario movimiento. Sus obras más importantes son el interior de San Juan de Letrán y la fachada de San Carlos In Quattro Fontane (Roma), que puede considerarse como una síntesis de su arte. Guarino Guarini (1624-1683) trabajó en Messina y en Turín. Entre las monumentales construcciones de esta última ciudad podemos citar como suyas la capilla del Santo Sudario y su obra maestra, la iglesia de San Lorenzo.

 

Durante gran parte del siglo XVIII, en Italia se siguen erigiendo edificios de estilo barroco. Entre los arquitectos de esta segunda etapa del Barroco podemos destacar a Filippo Juvara (1676-1673). Sus principales obras se encuentran en Turín (templo de la Superga, fachada del palacio Madama). En 1719 se trasladó a Portugal, donde colaboró en la construcción de la catedral de Lisboa, y más tarde, por invitación de Felipe V, se trasladó a España, donde proyectó el palacio Real de Madrid, el palacio de la Granja de San Ildefonso y el palacio de Aranjuez.

 

La arquitectura barroca fuera de Italia

Francia

 

En tiempos de Luis XIV se crea la verdadera arquitectura francesa. Gracias a la Academia de Arte que mandó fundar el monarca, se unificó el estilo de los arquitectos franceses, que tuvo en Claude Perrault a uno de sus principales definidores, con el diseño de la fachada principal del Louvre, la Academia de Ciencias y el Arco de Triunfo de Luis XIV.

 

El gran arquitecto de Luis XIV fue Jules-Hardouin Mansart, autor de la capilla de los Inválidos, cuya principal labor la desarrolló en el palacio de Versalles.

 

Inglaterra

 

Debido al arraigo del gótico, se retrasó la llegada del Renacimiento, por lo que que en e l siglo XVII y principios del XVII los edificios todavía se construyen en este estilo. El principal arquitecto de este periodo es Cristóbal Wren (catedral de San Pablo, Londres).

 

España

 

La arquitectura barroca se distingue por la acentuación, hasta sus últimas consecuencias, de la riqueza ornamental, que ya no se conforma con decorar lujosamente el interior de los edificios, sino que cubre sus fachadas con una decoración riquísima.

 

En los inicios del Barroco se hace notar todavía la influencia herreriana y escorialense en la obra de Juan Gómez de la Mora y en la de Alonso Carbonell. Un artista decisivo en el avance hacia el Barroco es Alonso Cano (1601-1667). Su labor más significativa es la fachada mayor de la catedral de Granada.

 

El estilo más exuberante del Barroco español es el denominado «churrigueresco», que recibe su nombre de una familia de artistas apellidados Churriguera, aunque su máximo representante es José Benito de Churriguera (1665-1725). Este es el autor del retablo de San Esteban (Salamanca), en donde utiliza profusamente la columna salomónica o retorcida.

 

Más churrigueresco que el propio Churriguera es Pedro de Ribera (1683-1742) autor del Teatro del Buen Retiro, así corno Francisco Hurtado (1669-1725) autor del retablo de San Lorenzo (Córdoba), y Narciso Tomé (m. en 1742), que realizó una serie de retablos, el más famoso de los cuales es el de mármol y bronce de la catedral de Toledo.

 

El barroco americano

 

América es en donde la arquitectura alcanza el máximo barroquismo, superando al barroco español tanto en las fachadas como en los retablos.

 

México

 

Las construcciones se caracterizan por el perfil alargado de las fachadas, flanqueadas por dos esbeltísimas torres: por la extraordinaria importancia que se concede a la cúpula, que se prodiga en número exorbitante, siendo con frecuencia falsa, de yeso, y por la policromia, debida tanto a la aplicación de azulejos como a la combinación del tezontle (piedra volcánica de color granate oscuro) con la piedra. Además las características generales barrocas se llevan a las últimas consecuencias.

 

En la primera mitad del siglo XVIII trabaja en Mélico Lorenzo Rodríguez (1755-1786), el más característico representante del Barroco mexicano, a quien se debe la capilla del Sagrario en la catedral, con sus magníficas fachadas. Otras obras importantes son las iglesias de la Santísima Trinidad, en México, y de San Martín de Tepotzotlán.

 

Hada 1780 se construye la capilla del Pocito en Guadalupe. Son también interesantes el santuario de Ocotlán, en Tlaxcala: San Francisco Javier (México); a Carmen de San Luis Potosí y la iglesia de Taxco. En Puebla de los Angeles es característica la ornamentación a liase de cerámica, que ha de difundirse por otras ciudades mexicanas (casa de Alfeñique, en Puebla; San Francisco, Acatepec).

 

También hay que señalar las construcciones de las misiones franciscanas y jesuíticas principalmente, que se extienden por la costa del Pacífico, desde California a Vancouver, de gran importancia para la arquitectura americana contemporánea.

 

Perú y Ecuador

 

En América del Sur es Perú el centro artístico más importante. Debido a la relativa frecuencia de los terromotos, las construcciones son de perfil achatado, con torres de escasa altura, empleándose escasamente la cúpula y aun la bóveda, que es sustituida por la armadura de madera de tradición mudéjar.

 

En las portadas se utilizan las columnas salomónicas (que en España sólo son frecuentes en los interiores [retablos]), a las que se recubre de pámpanos hasta un lerdo de su altura, prodigándose los frontones curvos, nichos y óculos, generalmente ovales.

 

En los claustros se advierte una gran evolución. Ésta es debida a la colocación en el segundo piso de doble número de arcos que en el bajo; se sigue con la alternancia de arcos estrechos y anchos, hasta que éstos se reducen a un hueco, en arco de medio punto. Por razones geográficas, en las construcciones peruanas se distinguen tres escuelas: la de la costa, la del Cuzco y su comarca y la del Alto Perú, centrada en Arequipa.

 

De gran importancia se debe considerar la arquitectura quiteña, íntimamente relacionada con la peraana. Los monumentos más característicos son, en Lima, los conventos de San Francisco, Santo Domingo y la Merced. También se realizan numerosas construcciones en Cuzco y Arequipa. En Quito, son muy importantes los conventos de San Francisco, San Agustín y la Merced.



  • imagenes arte barroco

  • arquitectura barroco alto peru
  • arquitectura estilos de barroco en Mexico

  • arquitectura de filippo juvara y mansart
  • barroco en peru arquitectura
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario