Historia Del Vino III





Expansion a lo largo y ancho

Los viñedos de Francia y de Italia, su tie­rra natal, sobrevivieron a las invasiones bár­baras que siguieron a la caída del imperio ro­mano. En la Edad Media, los vikingos, que remontaron los grandes ríos de Europa Occi­dental (Rin, Sena, Loira, Garona y Ródano), no sólo se encaminaban a las poblaciones para saquearlas, sino también a los viñedos. Y en ellos dejaron bien claras sus huellas. Al­gunos historiadores creen que Vinland, la “Tierra del vino de las sagas escandinavas, era una región del nordeste de América en la que a finales del primer milenio los marinos vikingos encontraron vid silvestre.

Durante la Edad Media floreció el cultivo de la vid, en general bajo el control de la po­derosa Iglesia. Las órdenes religiosas desbro­zaron laderas y cercaron plantaciones. Al morir, viticultores y propietarios legaban viñedos a la Iglesia, que los cultivaba con el fin de mantener hospicios para ancianos. El vino era esencial en el culto, y también como medicina reconstituyente y desinfectante. Durante siglos, la Iglesia poseyó muchos de los mayores viñedos de Europa.

En el siglo XVI se criaban vinos en Méxi­co, y en el siglo XVII en Sudáfrica. Hasta el si­glo XVII el vino pasaba su vida en toneles, como en tiempo de los romanos. Las botellas sólo se utilizaban como recipientes para servirlo en la mesa. La aplicación práctica del corcho en el siglo XVII y su consecuencia —el vino en botellas bien tapadas se conservaba mucho más tiempo que en toneles— dio origen a una revolución en la enología. El auge de las grandes haciendas y la evolución de los vinos modernos data, por tanto, del siglo XVIII, la época de la Ilustración.

devocionario mas bellamente iluminado

El devocionario más bellamente iluminado de la Edad Media es Les Très Riches Heures du Duc de Berry, con 39 miniaturas pintadas por Pol de Limbourg y sus hermanos Hennequin y Hermann para el duque Jean. Data de alrededor de 1416, en plena guerra de los Cien Anos. En este exquisito “libro de horas”, la ilustración que corresponde al mes de septiembre está dedicada a las populares labóres de la vendimia, con la recogida de la uva al pie de los bastiones del castillo de Saumur, como surgido de un cuento de hadas



Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario