El suelo y la historia de la agricultura IV





propósito, no siempre alcanzado, es que la ganancia mínima de un campesino con dedicación plena alcance a la de los empleados no agrícolas. Para establecer la viabilidad de las pequeñas granjas y su cuali?cación para recibir ayuda gubernamental, algunos economistas usan una unidad en la que, además de la
extensión de las tierras, intervienen otros factores. Cada actividad de la finca se clasi?ca sobre un baremo jornadas de trabajo/ hombre al año [Clave], basado en el promedio del país: por ejemplo, cada vaca lechera absorbe en total 10 jornadas de trabajo al año; y cada hectárea de trigo o cebada, 5. Si
la suma
de todas las actividades es inferior a 275, se considera que la finca no absorbe la vida laboral por completo. Este baremo jornadas/hombre mide el capital invertido por el agricultor en equipo, animales y tierra. Las explotaciones agrícolas de dedicación parcial han sido un elemento importante de la vida rural durante siglos. Aunque tienden a disminuir, aún abundan en Europa y Norteamérica. Según la situación geográfica, la agricultura puede combinarse con la pesca (Escocia), con la silvicultura (Escandinavia), con la artesanía local (sur de Alemania) o con trabajos de media jomada o estacionales en fábricas próximas (Cataluña). La producción de esta modalidad agrícola puede no ser vital para la economía nacional, pero a mucha gente la dedicación parcial a la agricultura le
permite un modo de vida al aire libre y una cierta independencia [5].

La agricultura y el medio ambiente

La conservación de pequeñas granjas viables, aunque no absorban todo el tiempo, se está considerando cada vez más como algo importante de cara al turismo y para la conservación estética del paisaje. La idea que mucha gente tiene de la agricultura y del campo suele proceder de sus estancias en pequeñas casas de labor, en las que alguna vez veranearon y donde se hacia un poco de todo. En las regiones de montaña [4] o de mesetas, más pintorescas pero de vida mas dura, la desaparición de las pequeñas explotaciones agropecuarias podría producir el abandono humano del paisaje. Aunque en verano pueda parecer atractivo, vivir todo el año en estas casas es duro. Por eso algunos países han introducido planes de ayuda económica especiales.

 

variantes de explotación

Comparación de dos tipos de explotación en los que se requiere el trabajo de un hombre y medio. La de tipo ganadero [A] recibe la ayuda ocasional de la mujer y de la familia, y quizá de un retirado o de un estudiante. La de tipo agrícola [B] no cuenta con el trabajo de la mujer, pero para ciertas tareas se recurrirá a contratistas y a jornaleros eventuales en las épocas de más trabajo.

 

 

distribución de la producción

 

 txt lista 3

3 En una pequeña explotación agropecuaria se podrían   acometer diversos tipos de producción si éstos se conjuntan bien. No es probable que tales actividades pasen de seis en una explotación pequeña. En zonas de lluvias abundantes rinden  mas los pastos para ganado; donde los veranos son secos,se da más importancia a los cultivos.

 

 

 

Granja en Suiza

 

4 En Suiza, la agricultura se reduce a pequeñas explotacio nes. La gran altitud de la mayor  parte de la tierra agrícola y las abundantes precipitaciones impiden que la agricultura sea una parte importante de la economía suiza: en los últimos años, esta actividad emplea sólo a un 20 % de la población.

 

 

 

 

 

modelo en EE UU

5 En Nueva Inglaterra (EE.UU.) subsisten aún pequeñas explotaciones agropecuarias. Muchas de ellas son propiedad de habitantes de la ciudad, que las tienen como lugar para relajarse y para cambiar de ambiente, estando al cargo de mayordomos o encargados. Ahora en Europa se va extendiendo también este sistema.



  • reseña historica de: suelo y agricultura

  • producción agricola en suiza

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario