Desarrollo Intelectual del Niño





Hasta principios de los años 50, la creencia general era que el niño, al menos en sus primeros meses de vida, sólo podía percibir oscuras sensaciones físicas. Como se suponía que el conocimiento sensorial y la capacidad intelectual del niño eran primitivos, se le consideraba como un ser que vivía en un mundo que apenas llegaba a ser algo más que una confusión ronroneante.

Los numerosos talentos del niño

asociacion mentalPero ahora se cree que, a las escasas semanas, el niño ya ha aprendido a enfocar la vista, a ver una imagen con ambos ojos y a apreciar detalles. Distingue entre distintos gustos y olores, y entre sonidos de diferente frecuencia e intensidad. Para señalar la rapidez del proceso de aprendizaje diremos que, a las 16 semanas, el niño puede predecir la complicada trayectoria de una pelota que ha visto moviéndose, pero que momentáneamente queda oculta por una pantalla, durante su desplazamiento. Desde que nace, el niño selecciona lo que mira o escucha, atendiendo a las cosas que se diferencian de los objetos que ha visto antes, por su colorido, forma o movimiento.Los adultos tenemos una imagen organizada del mundo que da muchas cosas por supuestas. Llegar a esta fase requieren largo y duro camino para el niño.

 

El psicólogo suizo Jean Piaget (1896-1980) es quizás el investigador de este proceso que más ha influido. Sus largas observaciones e inventivos experimentos sobre sus hijos y otros niños le permitieron establecer que el desarrollo Intelectual o cognitivo tiene lugar en cuatro fases o períodos, denominados: sensoriomotriz, preoperacional, de las operaciones concretas y de las operaciones formales. Durante la fase sensoriomotriz, el niño va construyendo una imagen de la realidad física tocando, gustando, manipulando y destruyendo. Así constituye los bloques de información para el pensamiento posterior. Desde entonces, cada fase marca una capacidad creciente para el pensamiento en términos abstractos, que se va alejando de la realidad física de los objetos e implica alcanzar un concepto adulto del mundo. Durante la fase preoperacional, el niño tiene dificultades para entender que un cambio aparente en un objeto no significa un cambio real o verdadero. Si se llenan de líquido dos vasos del mismo tamaño y luego se vierte el contenido de uno de ellos en un vaso más estrecho, pero más alto, el niño sostendrá que el vaso más alto tiene más líquido. Más adelante, el niño no se dejará engañar, revelando así un avance en la capacidad de pensamiento, hacia la fase de las operaciones concretas.

Estimulación del desarrollo

El concepto básico de la teoría de Piaget es la noción de que lo que impulsa al niño hacia adelante, de una fase a otra, es el desequilibrio: la situación que se produce cuando al niño se le rompe una imagen habitual de su mundo, por los hechos que revelan sus observaciones. Un niño pequeño juega con un imán igual que con cualquier otro juguete, apreciando su tamaño, peso y sabor, hasta que, de repente, descubre que atrae a los metales, cosa que no hacen otros objetos. Esto, según Piaget, conducirá el mundo del niño al desequilibrio y exigirá que revise su imagen de ese mundo suyo.



  • el mundo intelectual del niño
  • cognitivo
  • mundo intelectual del niño

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario