Cultura Muisca





Estuvieron establecidos en la región que hoy ocupa Colombia, en los actuales departamentos de Boyacá, Santander del Sur y Cundinamarca. Su idioma era el chibcha, ampliamente utilizado por dife­rentes tribus desde el Ecuador hasta Nicaragua. Como fue lo común, sostenían su economía con la agricultura y el comercio. Los cultivos se realizaban en terrazas construidas en la parte inclinada de las montanas, complementando con sistemas de regadío. laguna de Fúquene La minería de esmeraldas y carbón, pero sobre todo de la sal, fue un importante instrumento en el predominio de los muiscas, ya que con su trueque mantenían la supremacía so­bre otras regiones. La cestería y la cerámica -empleadas casi exclusivamente en labores domesticas- , los textiles –instru­mentos de obsequio y tributo-, aparte de su servicio normal en el vestuario contribuyeron a consolidar sus contactos mercantiles.

Los muiscas emplearon una moneda de tejuelos de oro que perduro en la Colonia. La organización social estaba bien diferenciada: mientras que las minas pertenecían al Estado, la tierra era de propiedad del pueblo; con los tributos pagados puntualmente, se financiaban los trabajos emprendidos por el gobierno, así como la remuneración de los funcionarios públicos y de la nobleza. La cosmovisión muisca tenia a Chiminigagua como dios creador, al lado de Bochica. En arte han quedado varias muestras, sobre todo pictografías, monolitos fálicos y grupos de estatuas, como el de la laguna de Fúquene. Es de apreciar especialmente la calidad que al­canzaron en orfebrería, logrando fabricar joyas de incomparable belleza, las mismas que sorprendieron a los conquistadores españoles a su arribo a tierras muiscas y que los hicieron vagar durante años en busca del codiciado tesoro de que hablaba la leyenda del Dorado.



  • cosmovision de los muiscas
  • cosmovision muisca
  • cultura muisca

  • sociedad muisca
  • inventos de los muiscas
  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario