Arte Rococó





arte rococó La fase final del arte barroco, por su cada vez mayor libertad estilística, acabó desembocando en una nueva sensibilidad: la rococó. Al principio, esta denominación encerró en tono despectivo, y finalmente pasó a significar, el nuevo estilo decorativo de la Francia de Luis XV.

 

El Rococó nació en los frívolos ambientes de la fantasiosa burguesía francesa, que pretendió convertir la decoración de sus salones en una muestra exterior de riqueza. El Rococó no se consideró un estilo adecuado para edificios religiosos u oficiales, pero sí tuvo una gran aceptación en las casas privadas.

 

El Rococó, que más que un estilo artístico fue una moda cortesana, manifestó una gran preferencia por los materiales brillantes (metales, piedras preciosas, lacas, espejos, sedas) y por las formas extravagantes, sinuosas e imprecisas. Una de las características más revolucionarias del Rococó fue la revalorización de los géneros artísticos considerados menores: grabados, lápices, mobiliarios, miniaturas, porcelanas (entre éstas fueron famosas las de Sévres).

 

La arquitectura rococó alcanzó escaso desarrollo, pues pronto aparecieron las tendencias neoclásicas que iban a sustituirla. Sin embargo, en Francia se construyó el palacio de los Príncipes Doria; en Alemania, los edificios reales de Berlín, Dresde y Munich, y en Viena, el famoso palacio Belvedere.



  • rococo sociedad

  • cultura y sociedad en el arte rococo

  • cultura y sociedad rococo

  • sociedad rococo

  • inventos del rococo

  • novedades android

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario